SUMMARY TALK

Danzando con quironómidos: Una mirada retrospectiva a la investigación y gestión del agua en España.

Narcís Prat

Sin duda alguna la Limnología ha cambiado mucho desde 1981 cuando se creó la AIL (AEL en aquel momento) de la cual fui el segundo presidente y durante 12 años. En aquellos momentos los que enseñábamos Limnología podíamos tener todavía una visión global de toda la ciencia, que se reflejó en el libro del profesor Margalef en 1983. En el homenaje que le rendimos en 1992 en el Congreso de la SIL de Barcelona, presenté un trabajo sobre ríos (que era resultado de un curso de doctorado) que fue mi última intentona de intentar compilar lo que se sabía de ríos en aquel momento. Se puede decir que la Limnología como tal ha explosionado al mismo tiempo que se ha desvanecido, un poco ocultada por el término “Ecología de las Aguas”, quizá más entre los que cultivan la Ecología de ríos que los que trabajan en lagos. Hoy en día sabemos un mucho de un poco y poco de Limnología. Todavía hay cursos de Limnología en España pero probablemente cuentan cosas muy diferentes. Este atomización se ha producido en todas las ciencias y las visiones globales de la Limnología pasan hoy por revisiones a nivel global donde muchas veces se utilizan los datos de otros, estas revisiones van al alza y cada año aparecen dos o tres (véase por ejemplo lo que ha pasado en los ríos temporales –ahora dichos intermitentes). Será por mi desconocimiento, pero me parece que muchos han visto los ríos o los lagos sólo en su ordenador. 

Respecto a la gestión del agua, uno tiene bastante que contar, muchas decepciones y el sentir constante de que pasados unos años la gente se olvida de todo lo que habíamos aprendido. La gestión no parece seguir los criterios científicos, a pesar de la DMA, y o así se deduce de algunos planes de cuenca de los Distritos Hidrográficos en España, que ahora no se atreven a proponer transvases, pero que siguen olvidando el cambio climático y defendiendo actuaciones que solo pueden redundar en disminución de caudales en los ríos y aumento de la contaminación (por ejemplo más regadío). Cierto que después de miles de depuradoras construidas y miles de millones de euros gastados ahora la contaminación no es tan evidente (el agua ya no huele a podrido), pero es más silenciosa y complicada de combatir (microcontaminantes…). La legislación y la concienciación van por detrás de conocimiento, cuando este no se olvida por motivos incomprensibles (o no tanto).

¿Y por qué danzando con los quironómidos?. Los quironómidos (y los macroinvertebrados acuáticos en general) han sido el nexo de unión de toda mi vida de investigador y profesor y me han servido para mi tarea de difusión y de activista. Ellos me han mantenido “danzando” todo este tiempo, como si participara de sus elegantes nubes y todavía me apasionan como el primer día como presunto investigador en Limnología (fines de 1972). Mi director de tesis me dio un libro de 1921 y me dijo “A vd. le toca estudiar los quironómidos de los embalses españoles”. I todavía sigo.